escuela

escuela

martes, 26 de mayo de 2009

ACOSO ESCOLAR O BULLYING


CONCEPTO

Cuando hablamos de “acoso escolar” nos estamos refiriendo a situaciones en las que uno o más alumnos/as persiguen e intimidan a otro u otra —víctima— a través de insultos, rumores, vejaciones, aislamiento social, motes, agresiones físicas, amenazas y coacciones, etc., pudiendo desarrollarse a lo largo de meses e incluso años, siendo sus consecuencias ciertamente devastadoras, sobre todo para la víctima pero también para los espectadores y para el propio agresor o agresora.

El primero en definir este fenómeno fue Dan Olweus, profesor de psicología de la Universidad de Bergen (Noruega 1998), para quien la victimización o “maltrato por abuso entre iguales”, es una conducta de persecución física y/o psicológica que realiza el alumno o alumna contra otro u otra, al que elige como víctima de repetidos ataques.


Está acción, negativa e intencionada, sitúa a las víctimas en posiciones de las que difícilmente pueden salir por sus propios medios. La continuidad de estas “relaciones” provoca en las víctimas efectos claramente negativos: descenso en su autoestima, estados de ansiedad e incluso cuadros depresivos, lo que dificulta su integración en el medio escolar y el desarrollo normal de los aprendizajes.


Elementos presentes en el acoso escolar o “bullying”:
· Deseo inicial obsesivo y no inhibido de infligir daño, dirigido contra alguien indefenso/a.
· El deseo se materializa en una acción.
· Alguien resulta dañado/a. La intensidad y la gravedad del daño dependen de la vulnerabilidad de las personas.
· El maltrato se dirige contra alguien menos poderoso/a, bien sea porque existe desigualdad física o psicológica entre víctimas y actores, o bien porque estos últimos actúan en grupo.
· El maltrato carece de justificación.
· Tiene lugar de modo reiterado. Esta expectativa de repetición interminable por parte de la víctima es lo que le da su naturaleza opresiva y temible.
· Se produce con placer manifiesto. El agresor/a disfruta con la sumisión de la persona más débil.


ROLES: TRÍADA DEL BULLYING

El agresor: puede actuar solo y/o en grupo.

- rara vez es académicamente brillante.
- tiene prestigio entre sus compañeros.
- personalidad problemática, sin sentimiento de culpa.
- siempre encuentra excusas.
- con frecuencia ha sido victima.

La víctima: con frecuencia se encuentra aislada.

- suele tener pocas habilidades sociales.
- puede ser muy valorado por los profesores, con buen rendimiento académico.
- algún rasgo físico diferente.
- baja autoestima, sentimientos de culpabilidad.
- sufre en silencio, apariencia de debilidad.
- baja su rendimiento académico.

Los compañeros espectadores: es frecuente la falta de apoyo por parte de los compañeros que, en el mejor de los casos observan sin intervenir (espectadores neutrales) y con demasiada frecuencia se añaden a las agresiones y amplifican el proceso (espectadores antisociales). Esto se explica desde dos vertientes: por una parte el miedo a sufrir las mismas consecuencias si apoyan a la víctima, (mientras le agraden a él/ella, no se meten conmigo) y por otra por el fenómeno de contagio social que fomenta la participación en los actos de intimidación. También hay un grupo de compañeros (espectadores prosociales) que tratan de ayudar a la víctima.

CONSECUENCIAS

A) Consecuencias para la víctima:

�� Inmediatas:

- Sentimientos negativos: miedo, tristeza, culpabilidad…
- Baja autoestima.
- Encerramiento en sí mismo.
- Bajo rendimiento escolar.
- Hostilidad.
- Síntomas psicosomáticos.
- Amarga la vida.

�� A medio-largo plazo:

- Rechazo o fobia escolar.
- Fracaso escolar.
- Problemas de salud mental.
- Desconfianza en los demás.
- Riesgo de suicidio.

B) Consecuencias para el agresor:

- Aprende a maltratar.
- Reforzamiento por parte del grupo.
- Dificultades para mantener relaciones interpersonales igualitarias y satisfactorias.
- Transferencia de ese modelo de dominio a otras situaciones sociales.
- Problemas de rendimiento escolar.
- Suele provocar situaciones de indisciplina en el aula.

C) Consecuencias para los espectadores:

- Temor a ser victimizados.
- Aprenden la “valoración social” de estas conductas.
- Desensibilización a la violencia y sufrimiento de los demás.
- Consideración de la violencia como algo inevitable.
- Aprenden a ser pasotas.
- Aprenden a no ser solidarios.
- Pueden aparecer sentimientos de culpa.



video


MÁS INFORMACIÓN EN:

Bibligrafía básica:

- AVILÉS, J. M. Bullying: el maltrato entre iguales. Amarú. Madrid, 2006.

- AVILÉS, J. M. y ELICES, J. A. Sociobull. Procedimiento sociométrico de evaluación del bullying. Documento no publicado. 2003.

- CEREZO RAMÍREZ, F. La violencia en las aulas. Análisis y propuestas de intervención. Ediciones Pirámide. Madrid, 2001.

- CEREZO RAMÍREZ, F. y ESTEBAN, M. La dinámica bully-víctima entre escolares. Diversos enfoques metodológicos. En Revista de Psicología Universitas Tarraconensis, Vol. XIV, 2, pp. 131-145, 1992.

- OLWEUS, D. Conductas de acoso y amenaza entre escolares. Morata. Madrid, 1998.

- SERRATE, R. Bullying, acoso escolar. Laberinto. Madrid, 2008.


Páginas web:

http://argijokin.blogcindario.com/

http://www.acosoescolar.info/index.htm

http://www.acosomoral.org/indexbully.htm


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada